Adios los problemas de rendimiento. Capcom supo cómo arreglar el problema de Resident Evil 3 Remake en la Xbox One X gracias a un nuevo parche.

Con un peso menor de 300 mb la consola de Microsoft podrá reproducir el videojuego a 60 frames por segundo siendo una mejora notable para el título en la consola.

Los usuarios de Xbox tenían esa queja. Su resolución inicial fue 3480×2160, cosa que dejaba mucho que desear para una consola que llega a los 4k. Sin embargo, gracias a este nuevo parche se logró reducir hasta los 2880×1620.

La nueva versión corresponde a la 1.0.0.4 y la misma llegaba hasta los 35 fps, mientras se reproducen las escenas de acción, llegaban hasta los 45 fps. Ahora, con este nuevo parche el objetivo es llegar a los 60 fps para darle así mejores gráficos a los usuarios de la consola.